Gran-Carapulcrada

Gran Carapulcrada

Una de las mejores formas de lograr un objetivo, es integrarnos y colaborar.

El viernes 13 de julio, se llevó a cabo una Gran Carapulcrada pro-fondos, con la finalidad de cumplir un sueño. La carapulcra con sopa seca es un plato típico y orgullo gastronómico de la Provincia de Chincha, de sabor y color excepcional, preparada en esta oportunidad, por las alumnas del Taller de Confección Textil del Programa el Gran Amauta de Alto Larán, que inicio su tercera temporada en marzo de este año y es impulsado por la Municipalidad Distrital de Alto Larán, Fundación La Calera, UGEL Chincha, CEBA Andrés Avelino Cáceres y por el Gobierno Regional de Ica.

Gran Carapulcrada

En el Distrito de Alto Larán es muy común realizar carapulcradas; pero, sobre todo, es habitual recibir el caluroso apoyo y colaboración de los vecinos. Es así, que 16 estudiantes de costura, de diversas edades, iniciaron la preparación desde el jueves por la noche, entusiastas y emprendedoras, en compañía de su maestra María Rospigliosi, de la coordinadora Victoria Bellido, la coordinadora municipal del CIAM, Pilar Cárdenas y de 2 expertas cocineras: Doña Teresa Ortiz de Saravia y Doña Victoria Alída Quispe de Espino (ambas integrantes y voluntarias del Centro Integral del Adulto Mayor (CIAM)).
La meta propuesta fue vender más de 200 carapulcradas, con la finalidad de reunir el dinero suficiente para cumplir su sueño: comprar una máquina remalladora valorizada en S/. 1,500.00, la cual mejorará el aprendizaje en el taller y les dará una herramienta para seguir creciendo.

lista de ingredientes

Dos semanas antes de la actividad, las alumnas tomaron la decisión y se pusieron las pilas para vender sus carapulcradas, caminando cada calle del distrito, tocando cada puerta y visitando a cada vecino cercano, con la esperanza de recibir respuestas positivas y sobre todo pensando en su objetivo, vender suficientes carapulcradas para cumplir el sueño de la máquina propia.ventas-de-tarjetas

La Municipalidad de Alto Larán, La Calera y Fundación La Calera, también se sumaron a este esfuerzo con la donación de insumos, el personal también apoyó con la compra de carapulcradas; pero además, personas desconocidas que se enteraron del sueño de las alumnas, también se sumaron donando dinero en efectivo, al enterarse por las redes sociales. La gran cooperación de familiares, vecinos, desconocidos y autoridades; hicieron que lograran vender 300 carapulcradas, con lo que lograron cumplir su objetivo.

Gran Carapulcrada

Reconocemos y aplaudimos el gran compromiso que tienen las alumnas con su educación y sobretodo con sus familias para salir adelante. Hay muchos sueños que cumplir, solo hace falta tomar la decisión y ponernos a trabajar en ello.

NOTA: Fundación La Calera busca promover los valores de Tayo (Tallo) Masías y Beatriz en todos los programas, proyectos y actividades que realiza: “Soñar en grande, romper paradigmas y disfrutar del esfuerzo colectivo”.

Deja un comentario